Noches en las que te sientes un cazador de luces, sabes que la noche te brinda la oportunidad de jugar con lo irreal, alejado de la estampa más clásica, de imaginar en blanco y negro, de imaginar con cazar la noche…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *